CONDICIONES DE USO Y DEL SERVICIO

  1. Contratación
  2. Seguro
  3. Exclusiones
  4. Reservas
  5. Condiciones meteorológicas

——————————————————————————————————

1.- CONTRATACION.

Se considerarán contratados los servicios de Nemaclys una vez que se haya realizado el pago íntegro en efectivo.

 

2.- SEGURO.

Nemaclys asegura a sus clientes con la aseguradora del INS y las condiciones acordes al desarrollo de su actividad (vuelo libre en parapente biplaza) bajo las condiciones recogidas en la póliza número  0110RCG000247800

 

3.- EXCLUSIONES.

Quedan excluidas las pérdidas ocasionales de objetos personales que se puedan producir durante el vuelo o transporte de los pasajeros. Recomendamos a nuestros clientes que no porten nada en sus bolsillos si no tienen cremalleras, ni llevar cámaras o teléfonos móviles en las manos. Nemaclys no se hace responsable de los daños personales o materiales que pudieran producirse por no seguir las indicaciones del monitor o saltarse las normas básicas de seguridad.

En el caso de hacer reportaje de video y ocurrir algún problema en el cual el vuelo no sea grabado, será motivo de la devolución del importe correspondiente al video pero no al del vuelo o repetición del mismo.

 

4.- RESERVAS.

Una reserva queda consolidada en el momento que se realiza la reserfva telefónica. Desde ese instante el cliente tiene un plazo hábil de tres meses para hacer efectiva su reserva.

No se admiten devoluciones de reservas o bonos regalo. Si puede cambiarse el beneficiario de la reserva o bono regalo.

Sólo se prorrogará el plazo de la reserva por malas condiciones meteorológicas. La prórroga de la reserva tendrá una duración de dos semanas desde la finalización original del plazo y en las que el cliente debe fijar una nueva fecha para realizar la actividad.

Si no existen otras condiciones pactadas, para variar o cancelar la fecha de una reserva debe realizarse con un mínimo de 72 horas de antelación, de otra forma se considerará finalizada dicha reserva.

 

5.- CONDICIONES METEOROLOGICAS.

Si las condiciones meteorológicas no permiten el desarrollo de la actividad contratada, bien por condiciones de seguridad o por no poder ofrecer una calidad mínima del servicio (generalmente condiciones flojas para mantenernos en vuelo o turbulencias) que el piloto estime necesarias, se acordará una nueva fecha de reserva dentro de la vigencia de la misma o de su prórroga si así fuera necesario.

Las condiciones adversas para el vuelo más frecuentes son: lluvia, viento fuerte, nube demasiado baja y también otras no relacionadas directamente con el vuelo, pero que también nos imposibilitan el desarrollo de la actividad, como pueden ser despegues inaccesibles por desprendimientos, lluvias o competiciones y eventos en las zonas de vuelo.