El Wing-Over es una serie de giros dinámicos, en los que el piloto gira por encima del ala. Es la base de todas las maniobras de acrobacia en parapente, y también una de las maniobras más difíciles para aprender . La clave de esta maniobra es la elección del momento adecuado para aplicar cuerpo y comando.

Preparación: Abre la correa ventral de tu arnés tanto como sea posible para hacerlo más sensible a la aplicación del cuerpo durante la ejecución de la maniobra. Da una o dos vueltas de ambos comandos si éstos son demasiado largos.

Entrada: Empieza un giro rápido a la izquierda aplicando cuerpo y comando. Justo cuando el ala comienza a centrifugarse, suelta el comando, mueve tu peso a la derecha, y tira del comando derecho cuando estás en el punto más bajo. Ahora como el parapente rola hacia el otro lado, tú giras hacia arriba y la vela estará delante de ti. Frena el parapente con ambos comandos al llegar al punto más alto para prevenir una plegada en el lado superior del ala. Una vez que empiezas a acelerarte de nuevo, suelta los comandos, mueve tu peso a la izquierda y tira del comando izquierdo en el punto más bajo. ¡No te olvides del frenar en el punto muerto superior! (Se le llama “Punto Muerto” a la posición más alta del arco que describe el cuerpo del piloto, y corresponde con el comienzo de un nuevo ciclo). Continuando esta serie de movimientos girarás cada vez más alto y por encima de la vela.

Salida: Tienes que gastar gradualmente la energía de la maniobra. La manera más simple y más segura es hacer 1-2 giros completos. Si no te sientes seguro con Espirales Centrífugas Profundas, escoge la siguiente opción:
Disminución la amplitud del Wing-Over aplicando menos cuerpo y comando, hasta que ya no tengas amplitud de rolido y cabeceo en cada nuevo ciclo.

¡Peligros!: Si no frenas (o no lo bastante) el parapente en el punto más alto, puedes terminar con plegadas grandes y dinámicas en el lado superior (peligro de corbatas grandes, twist en las bandas, etc.).
Al principio de tu aprendizaje, empieza a aplicar cuerpo inmediatamente después de que pasas el punto más alto, y tira del comando antes de llegar al punto más bajo. De esta manera tu Wing-Over no será tan alto, pero será más dinámico y más seguro. Cuando ya te sientas seguro, puedes tirar del comando cada vez más tarde y así aumentar la amplitud de los giros. Ten cuidado, si empiezas a aplicar comando después del punto más bajo, el siguiente giro podría ser muy alto, pero pierdes demasiada energía y hay mayor riesgo de tener una plegada grande en el punto más alto (y que te caes cerca de la vela!). Sin embargo si sientes que va a pasar (pierdes demasiada velocidad, y las líneas empiezan a perder tensión) tira profundamente de los comandos hasta que empieces de nuevo a balancearte bajo el parapente (la presión de los comandos será muy poca) para prevenir la plegada o al menos para moderar las consecuencias.

Fuente: JUST acro