La Playa de Caldera, mejor conocida como Puerto Caldera, es una extensa playa de 3,5 km con arenas grisáceas, aguas azuladas de fuerte oleaje e impresionantes acantilados escarpados. El lugar es ideal para disfrutar del sol, el mar y la playa. Es recomendable tomar precauciones a la hora del baño tanto en el mar como en el estero en marea baja debido a las fuertes corrientes.